5 dic. 2010

Dario Rosso

Darío Rosso nació en el este de Raccoon City el 23 de enero de 1963, vivía una vida normal hasta que el accidente en Raccoon City cambió toda su vida. Darío estudiaba como arquitecto en el centro arquitectónico de Raccoon City, a sus 20 años tuvo a una hija llamada Brenda Rosso con su esposa Stacy Rosso, él y su familia tenían una vida feliz, pero el 25 de septiembre de 1998, Umbrella sufrió un brote viral, debido al cual murió toda la familia de Darío. Asustado, Darío se escondió en un almacén, al ser perseguido por una horda de zombies.

En el tiempo que permaneció encerrado en el almacén sin comunicación y aterrorizado, se encontró con una mujer, llamada Jill Valentine, que lo incitó para que trataran de escapar juntos, pero sin poder hacer nada Jill se marchó. Darío se encerró en un contenedor de medicinas y otras cosas, donde pasó lo último de su vida escribiendo un memorandum diario, pero unas horas después los zombies lo mataron. Dicho memorandum puede encontrarse tanto en Resident Evil 3 como en las versiones de Nintendo 64 y Dreamcast de Resident Evil 2.

Darío tiene en total tres apariciones en el tiempo que Jill trata de escapar en Resident Evil 3 Némesis.

Primera aparición: Darío aparece un poco después del comienzo hablando con Jill, a la cual le dice que él no saldrá por nada del mundo a la calle, después de haber visto como mataban los zombies a su esposa e hija. Después de esto él se mete en un contenedor de medicinas y otras cosas, pero si te acercas él te dice que no saldrá nunca.

Segunda aparición: Cuando Jill regresa por el diario de Darío, está siendo devorado por los zombies que después atacan a Jill.

Tercera Aparicion: El aparece por tercera vez pero indirectamente y opcional, en el minijuego "The Mercenaries",cuando es una de las personas en aprietos, apunto de ser atacado por los zombies, cerca de la gasolinera, si lo salvas, te dara un maletin (Normalmente el maletin contiene municion o sprays de ayuda.)Lo mismo con otras personas, listas para que las salves.

0 comentarios:

Publicar un comentario